3.- Vecinos

Anterior  Índice

En aquellos años 60 Ibarrekolanda va a ser un punto de encuentro para gente de diversa procedencia. Los primeros vecinos que vinieron eran de clase trabajadora, lo que daba una homogeneidad a la población y además, distanciada del núcleo de Deusto y separada por las campas de San Ignacio, hacía del barrio un arrabal o un pueblo en el que casi todos se terminaron conociendo.

Desde la construcción de los primeros bloques de casas (Vaquerizo y la casa de la calle Txakoli,…) los vecinos empezaron a juntarse y a movilizarse ante las deficiencias que encontraban en sus quehaceres y modos de vida. Las primeras reivindicaciones vinieron por la falta de presión del agua corriente, lo que suponía durante ciertas horas al día la falta de abastecimiento: «allá por el 1963 la falta de agua fue dura, nos la traían en aljibes y bajábamos a recogerla con baldes para poder lavar y fregar», pero también los vecinos bajaban a los caseríos de al lado con cubos a por agua para beber y otros menesteres. Las canalizaciones eran nuevas, el pantano de Ordunte se había quedado pequeño y por diversos motivos los cortes eran frecuentes.

La vida en los pisos era algo rudimentaria si la comparamos con la de ahora: no había calefacción en las casas y la cocina económica (de carbón y leña) junto con las estufas eran el sustituto. Las basuras se recogían durante el día y venía un camión avisando, mediante una corneta, para que se bajaran los cubos a vaciarlos, pero, en contraste, los portales de Juan de Urbieta tenían porteros que las custodiaban.

Los comercios se iban creando poco a poco: La tienda de Armontxa, la tienda de Filo y la de Víctor fueron de las primeras. Luego vino Juan con un pequeño supermercado o tienda de comestibles en la calle Juan de Urbieta. Posteriormente vinieron Sabeco y Juantxu, hasta hacer del barrio la Meca de los supermercados: Dia, Kompra, Lidl, Plus, BM.

C3.01 Los Riojanos

Hacia 1970, Martín, “Peloduro”, “Fortu”, Julian, y otros vecinos en el bar Los Riojanos, hoy bar Ibarrekolanda.

Los bares también se hacían presentes. Juanita Basabe tuvo que pasarse del Txakoli Arbolagaña al bar del mismo nombre. «Navarro», «Alipio», «Los Riojanos». Este bar era también bodeguilla donde los vecinos compraban el vino para casa, etc., hasta convertirse en un barrio de txikiteros, pero las costumbres cambian y podemos decir que desde 1990 el barrio es cada vez más cervecero. Tampoco había quiosco de prensa. Era Claudio quien vendía y repartía los periódicos por los buzones. Hasta que logró el permiso para poner el quiosco llevaba su arcón con ruedas, lleno de periódicos, ganándose la vida y la simpatía de los vecinos.

C3.02 HelgueraLa urbanización progresiva y las primeras empresas daban y dan al barrio una mezcla de industrial y residencial. En la calle Txakolin, hubo hasta cinco carpinterías, a las que años más tarde se han ido sumado otras carpinterías metálicas por diferentes calles del barrio. En lo referente al sector transportes, Helguera y la DKW marcaron el inicio junto a otras más pequeñas de distribución como Transportes Gonzalo, Dhul, Campingaz,… últimamente se han asentado en el barrio empresas de paquetería. También destacaban las medianas y pequeñas empresas: talleres mecánicos y chapistas, empresas de suministros de albañilería fontanería, calefacción y electricidad, … . Pero es en estos últimos años los gimnasios, las tiendas de moda, regalos y «cybers» las que van cambiando la fisonomía de las calles del barrio.

Los juegos de los chavales eran por zonas e incluso por calles, y los pequeños iban por donde su madre les pudiese ver; así, la víspera de San Juan se realizaban tantas hogueras como fachadas; no había problemas ni de material para quemar, ramas, sillas viejas, palés, persianas,… ni dónde hacerlo pues cada calle tenía su «sanjuanada». Se jugaba al fútbol en la misma calle Benidorm y la escuela de pelota era «el mini jai alai» (en el rincón entre la DKW y el Banco Vizcaya), todas la calles eran zona de juegos. Hoy en día las plazas son el único sito por donde no pasan los coches y los chavales pueden juntarse y jugar tranquilamente, y para los que son más mayorcitos el ayuntamiento en 2004 nos hizo unas canchas de baloncesto, ping-pong, etc., en la plaza de Santa María Josefa.

También ha habido «auzolanak», trabajos comunitarios en donde los vecinos se juntan para hacer labores en beneficio de todos; los arreglos de las calles, a veces rellenando baches y combatiendo el barro con escombros, o la creación de un pequeño parque con columpios (sufragados a escote entre los vecinos) en el solar de la casa de las chimeneas, … También se movilizaron para la ampliación del número de paradas del tren que facilitara la comunicación con Bilbao.

En terminología deustoarra, y por lo tanto en Ibarrekolanda también, nos referimos con la palabra Bilbao a cualquiera de sus barrios, Casco Viejo, Indautxu o Txurdinaga. Parece que quisiéramos mantener la identidad de la Anteiglesia que fue Deusto. Rara vez nombramos el barrio, sino que se va o se viene de «Bilbao» como una generalidad. Esta peculiaridad se da también en lo que fue la Anteiglesia de Begoña, desde donde sus vecinos siempre bajan a Bilbao, aunque vengan a Ibarrekolanda.

C3.05 Parada

1998 Último cartel en la estación.

La pelea por la estación venía de antiguo. Ya en 1950 habían recogido firmas para el acondicionamiento del apeadero; pero tras la construcción en 1950 de la estación de San Ignacio, querían que ésta diera cobertura a todos, pero con las protestas se pudo conseguir que pusiesen más paradas, aunque no parasen todos los trenes, y así posibilitaba que a ciertas horas los vecinos no se tuvieran que desplazar hasta San Ignacio para coger el tren, (y además viajar gratis si el revisor no venía, pues no había taquilla). También durante los años 70 y principios de los años 80 se realizan varias campañas de recogida de firmas en el barrio y sobre todo en los centros de enseñanza colindantes, la Escuela de Magisterio, la Facultad de Sarriko, el Instituto, y Salesianos. En 1983 se logró que todos los trenes parasen en Ibarrekolanda. Con el tiempo la frecuencia del servicio mejoró, y así Eusko-Trenbideak intensificó su apuesta por la línea Bilbao – Plencia, pero es en 1995 cuando el consorcio de transportes pone en marcha el metro, cambia el trazado de la línea, la parada y nos «roba» el nombre de la estación.

Los vecinos tuvieron que juntarse para defender sus derechos y para mejorar su entorno, y no todo se consiguió. En el bloque de Vaquerizo se había proyectado una zona ajardinada en la calle «El nido» (Juan de Urbieta) que se convirtió en locales comerciales, en los cuales se instaló la discoteca «La Jaula», la cual en los años 80 trajo de cabeza al vecindario por las juergas y por los trapicheos de drogas, ante los cuales los vecinos se juntaron y plantaron cara a la discoteca. Ésta fue degenerando como tal y terminó cerrando, reabriéndose poco después con el nombre de «El Garaje». Tampoco duró mucho, con lo que se cerró una etapa y una pesadilla que lo fue en su momento.

En lo que respecta a las drogas, el barrio no ha sido muy conflictivo, aunque hubo trapicheo en la discoteca, en la trasera de la calle Txakolin e incluso frente al Instituto. Hoy el trapicheo está en Sarriko. Pero más de moda está el botellón, y en Sarriko, en la estrada de More y en cualquier sitio un poco apartado, los fines de semana se juntan para «colocarse» a base de alcohol trasegado desde cualquier súper, en donde los viernes y sábados se agotan los tetrabricks sean del color que sean, tinto, claro o blanco: ante los combinados no se es racista.

Las asociaciones eran poco habituales. La situación política del Estado no daba opciones al asociacionismo. Era un barrio nuevo y la gente empezaba a conocerse, pero por lo general estaban dispuestos a echar una mano. La parroquia va a ser un paraguas bajo el cual surgieron diferentes grupos. Amparados en los locales que las monjas dejaban para éstos, en los años 70 hay una revolución social. El régimen de Franco está acabando, la gente se junta para llevar a cabo todas esas ideas que no se podían antes realizar; la asociación de vecinos Ibarrekolandako Taldea, el grupo de montaña «Mendiko Lagunak», el equipo de fútbol Aingeruak, el grupo eskaut Etorkizuna, la gaueskola, el grupo de danzas Urretxindorra, la comparsa del barrio, etc.

C3.06 ColegioEn 1964 se registra el primer bautizo en la parroquia Aneja de Ibarrekolanda a San Pedro de Deusto con locales bajo la iglesia del colegio y en el antiguo caserón de las monjas. Durante varios años hubo un importante trabajo de catecumenado de adultos y mayores. Mientras tanto, en 1969 se consolida como María Madre de la Iglesia de Ibarrekolanda; y en ese mismo año, desde Cáritas se prepara a chavales del barrio para ser monitores de tiempo libre, y se crea un grupo o club infantil y juvenil de Ibarrekolanda. El grupo lo formaban unos 10 monitores y 60 chavales divididos en tres grupos de diferentes edades, y realizaban colonias de verano, primero en Ubidea y luego en Eguzkiza, cerca de Estella, donde algunas madres y monjas eran lavanderas, cocineras, etc. El grupo duró hasta 1976 en que se disolvió por conflictos entre los padres y los organizadores.

C3.07 EtorkiTras dos años sin colonias ni grupo de tiempo libre, en abril de 1979 echa a andar Etorkizuna Eskaut Taldea, con la participación de jóvenes que eran de diferentes cuadrillas y que principalmente estaban en el grupo de montaña o en catequesis. Fernando Elorrieta (uno de los curas) les propone realizar algo para los chavales y chavalas del barrio y, más concretamente, la creación de un grupo de tiempo libre que apueste por la educación integral de los chavales. Tras el primer año de andadura deciden constituirse como grupo eskaut integrados en el Movimiento Scout Católico, (Euskalerriko Eskautak), y así, después de 25 años de recorrido, donde han trabajado más de 100 monitores, más de 500 chavales del barrio han pasado por sus ramas (grupos de edades) y prácticamente todo el barrio ha disfrutado de diferentes actividades organizadas por el grupo, sobre todo de las Jornadas Infantiles, donde todos los niños tienen la posibilidad de jugar de una manera diferente. Hoy el grupo lo componen una quincena de monitores y una centena de chavales y de sus actividades destacan sus campamentos, las Jornadas Infantiles, la Cabalgata de Reyes, y, en estos últimos años, la organización del Olentzero y Santa Agueda.

C3.08 Jornadas

Jornadas Infantiles de Etorkizuna.

El principal objetivo del grupo es educar a los chavales en el tiempo libre, desde la fe, la pertenencia a un pueblo (Euskadi), y el progreso personal: coeducación, integración, interculturalidad,…, para que en un futuro sean personas críticas, libres y comprometidas en la transformación de su entorno. Todo hecho desde la metodología eskaut, la apuesta personal, voluntaria y gratuita de todos los componentes del grupo y un montón de allegados que les apoyan.

 

 

En el ámbito educativo también existió otro grupo que empezó como grupo de confirmación y con el tiempo, en 1986, se convirtió en grupo de tiempo libre. Es Ekaitz. Se diferenciaba de Etorkizuna en la metodología y la edad de inicio de los chavales. Estos empezaban con 14 años, aproximadamente. También hacían campamentos, y colaboraban en la organización de actividades del barrio. En 2001 pararon las actividades por diversos motivos, entre ellos la falta de demanda por parte de los jóvenes del barrio hacia su propuesta de actividades.

C3.09 PancartaOtra de las actividades que no existía eran las fiestas del barrio. Hacia 1967 Mariano «el zapatero» y varios vecinos se lían la manta a la cabeza y pidiendo dinero por las casas y los comercios, cajas de ahorros, etc., inician las fiestas. Al principio se realizaban en los patios del colegio, con verbena, chocolatada, actuaciones para los niños,… pero sin barracas. En 1971 tuvieron un nuevo impulso y gente nueva tomo el relevo: el campeonato de futbito imprescindible, las danzas, pasacalles, etc. Al año siguiente se creó la primera comisión de fiestas como tal, y más tarde se incorporó la txozna de mecanotubo, desde donde se obtenía buenos dineros para las verbenas, disfraces, soka-muturras los criteriums ciclistas, las motos, etc. y siempre con la pancarta de «Ibarrekolandako Jaiak»,

C3.10 Dian 6

 

Desde siempre las fiestas han sido y son parte de todos los vecinos. Algunos se juntaban, formaban la comisión y echaban a andar la organización de las fiestas. Otros, recogiendo, colaborando en algún acto y ayudando de forma activa posibilitamos unas fiestas sin par, que han dejado huella no sólo en los vecinos, sino también en los visitantes que han venido y vienen a disfrutar del ambiente y las actividades.

 

 

C3.11 UretxindorraDe aquellos años no podemos olvidarnos del grupo de danzas vascas Urretxindorra, formado en 1971 por gente del barrio e impulsado principalmente por la familia Allue. Empezaron sin txistulari ensayando con casetes en los locales de la parroquia y tuvieron una buena acogida por parte del barrio, pues muchos chavales se apuntaron. Tuvieron grupo de mayores y de pequeños, pero los ensayos a veces parecían guarderías y a las salidas prácticamente no iban más que los que organizaban el grupo: «Faltaba apoyo por parte de los padres de los chavales, y nosotros solos no podíamos hacernos cargo de tantos críos». El caso es que después de tres años el grupo se deshizo.

 

 

C3.12 comparsa

1981 Desfile de la comparsa.

Más tarde, con muchas ganas de fiestas, Ibarrekolanda también tuvo su comparsa en las fiestas de Bilbao, como muchos otros barrios. Tras la recuperación en 1978 de las fiestas populares de Bilbao, en 1980 se organizó la comparsa «Ibarrekolandatarrak», que junto a «Tomate egileak» y «Tintigorri» eran las comparsas de Deusto. Durante dos años Ibarrekolandatarrak, compuesta por muchos vecinos, pequeños y mayores, vestidos con pantalones de mahón y camisa blanca, bien alineados y acompañados por una banda de cartón hecha por ellos mismos, participó de las bajadas de comparsas desde la plaza de toros. Pero Tintigorri, que pegaba fuerte, se llevó el gato al agua.

C3.13 Ibajaiko webMuchas han sido las personas que han ido pasando por las diferentes comisiones de fiestas, pero en noviembre de 1997 algunos que venían organizando las fiestas desde 1979, con la ayuda de algunos más, decidieron crear Ibajaiko, (Ibarrekolandako jai koordunakundea) formada hoy por varias personas de diferentes edades y ocupaciones. «En 1997 nos dimos cuenta de que había bastantes grupos en el barrio, pero se nos había olvidado algo tan importante como nuestro propio barrio: de aquí surgió Ibajaiko».

 

C3.14 fiestasRegistrada como asociación sociocultural, no se ocupan únicamente de organizar las fiestas del barrio sino de dinamizar planteamientos culturales, vecinales, de urbanismo, obras, etc. Tratando de representar las iniciativas de los vecinos y de diferentes asociaciones del barrio, en 1999 se presentó a las elecciones para vocales en el Consejo de Distrito, saliendo elegida. En la actualidad tienen dos representante con voz en la comisión técnica y en la cultural y trabajan en y para el distrito, donde defienden los intereses del barrio y realizan propuestas nuevas. Los logros más importantes han sido el acuerdo con el Ayuntamiento para la construcción del Conservatorio, con una gran zona infantil cubierta y una plaza, que llevará el nombre del barrio, donde poder realizar actividades, al estilo de la plaza Venecia de París; el acuerdo sobre la peatonalización de la calle Benidorm y Arbolagana, rebajes de las aceras, el proyecto para crear un centro en la planta superior del mercado para el movimiento asociativo del barrio, etc.

De cara al futuro esperan seguir trabajando en el Distrito, crear un centro de apoyo e información para los vecinos del barrio (orientando sobre todo a nuestros mayores) en los locales que el Ayuntamiento les cederá en la segunda planta del mercado

Ya anteriormente, con la intención de crear la asociación de vecinos, en 1975 se puso en marcha Ibarrekolandako taldea, que lucha por la identidad de barrio desligada de Deusto y de San Ignacio. Se dedicó a reivindicar la parada del tren e intervinieron en asuntos relacionados con la campa de Helguera, la recuperación de las tradiciones de Santa Agueda y Olentzero. El grupo desaparece en 1981 porque bastantes de sus componentes habían apostado por el grupo escaut Etorkizuna, quedando muy diezmada sus posibilidades de seguir funcionando.

Aparte estaba Herri berria, (la asociación de vecinos de San Ignacio e Ibarrekolanda). La relación entre las dos asociaciones era buena. Se apoyaron proyectos conjuntamente. Desde aquí, e impulsada por Periko Alkain, un fraile de La Salle, salió la gaueskola en los locales del colegio de San José (donde se daban clases de euskera a los adultos del barrio por las tardes-noches). Posteriormente «Zubibarri Euskaltegia», con locales propios en Ramón y Cajal, siguió impulsando la euskaldunización de Deusto y también de Ibarrekolanda.

C3.15 MendizaleakNo podemos dejar pasar por alto el deporte. El primer grupo deportivo que se creó fue el grupo de montaña Mendiko lagunak. Amigos de diferentes cuadrillas con la misma afición al monte, se embarcaron en la creación del grupo de montaña. Federados a través del «Salleko» (grupo de montaña de La Salle), dedicaron su tiempo libre al conocimiento de nuestra geografía y nuestros montes.

 

 

 

C3.16 Aingeruak

1977 Aingeruak y sus primeras porterías.

En lo deportivo el fútbol es y era algo que unía a los chicos; antes de 1977 Angelín y José Ramón , con ayuda de más gente del barrio, crean el equipo «Aingeruak». En la categoría de alevines tuvieron dos equipos y en el 1er campeonato de Lezama para sacar jóvenes de la cantera, llegaron hasta octavos de final. Las primeras porterías se las hicieron ellos y las camisetas las ponían los entrenadores; a saber cómo sacaban los dineros. Los colores de la camiseta eran azul claro y pantalones blancos, quizá los colores mas representativos del barrio, pues son también los que el grupo eskaut lleva en su pañoleta.

C3.17 UntaLas diferentes cuadrillas se apuntaban a casi todos los torneos de fútbol que organizaban las comisiones de fiestas de los diferentes barrios, principalmente Ibarrekolanda y Arangoiti. Así la cuadrilla de la «Untadayata» y algunos más, hartos de jaleos y torneos de barrio, querían federarse y poder jugar en condiciones. Por esto, lían a sus padres y, con alguna otra colaboración, crean en la temporada 1991-1992 la Unta-ibarreko Futbito Taldea, primeramente en la Federación Vasca de Fútbol Sala durante dos años y, tras disolverse ésta, pasan a la Federación Vizcaína de Fútbol en la modalidad de fútbol 5. Empezaron en primera, pero enseguida subieron a preferente, hasta que en la temporada 2004 – 05 han ascendido a la liga vasca. El inicio fue difícil pues la financiación era básica, pero con la colaboración de más de 200 socios, pelotillas y loterías, y la ayuda de los comercios, se empezó a andar. Lo principal es que han pasado 13 años, tres directivas y un buen número de jugadores y el equipo se ha consolidado.

C3.18 atzerritargabe

 

Más reciente, en febrero de 1997, irrumpe en el barrio la Peña Athletic Ibarrekolanda «Atzerritar gabe», con el objetivo de fomentar, apoyar y defender al Athletic. Son unos 50 socios, la mayoría del barrio, y la sede está en el bar Tirol. Portan orgullosos el nombre del barrio entre las peñas del Athletic en los encuentros y demás eventos que organizan.

 

C3.19 IbarrekoPara terminar con el fútbol no podemos olvidar al Club Deportivo de Fútbol Ibarreko creado en mayo de 1998. Lleva el topónimo del barrio ,en su escudo se recoge la casa grande de Elorrieta y el Arbolagaña, como reconocimiento a todos los que participan en el club desde Ibarrekolanda hasta Elorrieta. Dan continuidad a los chavales que terminan su etapa de aprendizaje en la Agrupación Deportiva Elorrieta, que juegan en fútbol 7. Este fue el motivo de su fundación: dar continuidad a todos los que terminaban y no pasaban al «Sani». Empezaron con dos equipos y hoy tienen seis en diferentes categorías. Aparte de seguir trabajando con los chavales del barrio tienen la intención de crear un equipo femenino.

EPSON scanner imagePero no es fútbol todo lo que reluce. También es ciclismo: el equipo «Risko – Ibarreko MTB» se creó hacia 1988 con el objetivo de no salir solos en la bici, sino compartir la afición y, viendo que había buen nivel, de la mano de «Javi Txirrindu», se empezó a participar en marchas cicloturistas, carreras e incluso llegaron a organizar carreras de montaña en Artxanda y en las fiestas del barrio, carreras de eliminación, tanto masculinas como femeninas, con participación de los mejores, con Joane Somarriba como vencedora, por supuesto. Durante cuatro o cinco años se participó en campeonatos de Euskadi y bastantes carreras por casi toda la geografía española, y sin olvidar a los padres, que crearon un equipo de apoyo muy importante. Del palmarés se puede destacar, que entre 1996 y 1999 se ganaron bastantes carreras de MTB. y en sus filas corrió el exprofesional de carretera y ciclocross Alfredo Irusta. También algunos chavales que corrieron han pasado a equipos de carretera, pero todo esto era posible gracias al patrocinio de entidades importantes: Cadena 100, Viajes Azul Marino,…. Hoy la sociedad no ha desaparecido, siguen con la licencia federativa, y siguen saliendo más con la bici de carretera que con la de montaña; pero ya no con la intensidad de antes, en que cada fin de semana se juntaban de diez a quince riskos en la puerta del Txirrindu .

Y no podemos dejar pasar los deportes sin nombrar al Club de Remo Deusto, que desde 1992 lleva el nombre del barrio en una trainerilla (seis remeros más el patrón). Esta la utilizan habitualmente para entrenarse, pues es bastante pesada y en competición es mejor ir ligero de peso. Anteriormente a la trainerilla tuvieron un batel que también paseó en su proa el nombre de Ibarrekolanda.

Otros grupos: Antxoa Gorria Irratia. La radio pirata del barrio que fue sólo un intento de unos meses. Ibarrekolandako Argazki Taldea surgió a finales de 1986 con el objetivo de «promover el arte fotográfico a nivel de barrio; que sacar fotos fuera algo más que darle a un botón» y durante los tres años que duró la andadura del grupo, se hicieron de cara al barrio, cursillos, certámenes fotográficos, «Vuelta de vacaciones», exposiciones, salidas,… Parte de su trabajo en el barrio se ve reflejado en este libro, pues algunas fotos son de la exposición que hicieron sobre él y de sus propios componentes.

C3.21 Pedritos

 

 

Los Pedrito; los payasos del barrio, vecinos que, desde su vinculación a Etorkizuna y durante más de 15 años, nos vienen ofreciendo sus bromas, empezaron de forma espontánea y han llegado a una semi-profesionalización, pues de payaso es muy difícil vivir. Junto con éstos están los grupos de teatro Oskarbi y La Jaula que en algunas fiestas ya nos han deleitado con sus actuaciones.

 

 

 

En 1996 empezó a andar el grupo Arbolagaña con ganas de ofrecer al barrio actividades socioculturales, como excursiones, charlas, etc. Su duración fue efímera, quizá por tener ese espacio ya cubierto por otras ofertas.

C3.22 Micologica web

La ultima asociación que ha surgido en Ibarrekolanda es la Sociedad Micológica Arbolagane, creada en enero de 2005. Tras unas jornadas micológicas celebradas en octubre de 2004 varios vecinos se animaron y empezaron su andadura con fuerza, con un respaldo de más de 100 socios. Realizan charlas, cursos y excursiones, … .

 

Seguramente no estarán todos los grupos que han dado y dan vida al barrio, pero esto no pretende ser más que un botón de muestra. No cejemos en la empresa de animar y dar vida a Ibarrekolanda, y esto lo conseguimos haciendo vida de barrio, facilitando la vida a los demás y sintiéndonos y haciendo sentir que somos de IBARREKOLANDA.

Índice  Siguiente

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s